Historia del éxodo que se produce con el fin de la II República Española

   La Emigración de la Guerra Civil

por Javier Rubio

Prólogo


 

 

La emigración que origina la guerra civil de 1936-1939 es sin duda la emigración forzosa de españoles más importante que se produce a lo largo de la historia.

Campo de Argelès
El campo de Argelès que ilustraba la propaganda de la "Conferencia Internacional de Ayuda a los Refugiados Españoles", que tuvo lugar en Paris los días 15 y 16 de julio de 1939.
Desde un punto de vista político esta emigración representa una secuela de singular trascendencia de la última contienda civil, en rigor de una importancia sin común medida con las que desde este punto de vista producen las guerras civiles de nuestro agitado siglo XIX, pues no sólo va a tener una notable incidencia durante largo tiempo en la vida política española, sino que además va a afectar considerablemente a las relaciones hispano-francesas en los años siguientes a la contienda y las hispano-mexicanas durante decenios enteros.

Esta emigración constituye por otro lado un serio impacto en nuestra demografía, un impacto tanto más sensible por cuanto desde un punto de vista laboral se compone fundamentalmente de personas jóvenes, y porque desde un punto de vista cultural engloba en su seno una apreciable proporción de personas de los niveles más elevados. En fin, tanto por las especiales circunstancias de masificación en las que se produce, como por los extraordinarios acontecimientos internacionales que a los pocos meses de haberse producido inciden directamente sobre ella, esta emigración representa, para buena parte de sus componentes, una expatriación especialmente penosa y duradera.

Cualquiera de estas consideraciones por sí sola es ya suficiente para justificar el examen global de este movimiento migratorio que, aunque parezca sorprendente, no ha sido todavía objeto de un estudio válido de conjunto a pesar de los cuatro decenios transcurridos desde que se inició la guerra civil.

Las páginas que ahora se presentan pretenden dar, en forma coherente, una visión global de este extraordinario fenómeno político-migratorio a través de una óptica esencialmente hístórica. No se espere, pues, en esta obra ni un canto ni una diatriba, hacia el exilio.

Fila de Camiones, 1939
Los camiones que en interminable fila se aproximan a la frontera francesa llevan las cosas más variadas, pero, sobre todo, ateridos y anonadados fugitivos que, en su mayor parte, pasarán a engrosar la población concentracionaria del otro lado de los Pirineos.
Siendo una emigración política el tema de nuestro estudio, se ha concedido en él una cuidadosa atención, desde luego, a los aspectos más relevantes de la vida política del exilio y a l actuación de sus principales protagonistas. De todos modos, junto a la relevante dimensión pólitica de esta emigración hay otra, no menos obvia, de carácter socio-demográfico que ha merecido también nuestra especial atención; en particular hemos tratado de configurar lo más precisamente posible las circunstancias en las que se produce el exilio, y a las principales consecuencias que éste causa sobre esos cientos de miles de españoles, en su gran mayoría de clases modestas, para los que la guerra de 1936-1939 supuso en todos los casos unos angustiosos meses en los campos franceses de concentración y en apreciable proporción un largo, o definitivo, alejamiento de su patria.

Pues la verdad es que cuando se habla -y se lee- sobre el exilio y los exiliados de la última guerra civil son casi siempre unas cuantas decenas de nombres los que se barajan, precisamente los de las personas que por su situación socio-política o socio-profesional habrián de ver atenuados en buena parte los rigores del exilio. En cambio, a esos miles y miles de españoles de tropa, que por muchos títulos son el verdadero sujeto del exilio de la guerra civil, suele despachárseles en unas pocas líneas o unas pocas cifras, las más de las veces, además, equivocadas.

La emigración que origina la guerra civil en Francia, sin duda el sector del exilio cuantitativamente más importante, ya ha sido objeto de nuestra atención en un capítulo de la obra que no hace mucho dedicamos a La emigración española a Francia, obra que ha sido tenida muy en cuenta en la realización de este estudio, como tendremos ocasión de ver en repetidas ocasiones. Pero estas páginas que ahora se presentan no son, de ningún modo, una simple ampliación y puesta al día de lo expuesto en el trabajo que se acaba de citar, realizado con una óptica estrictamente emigratoria, sino una obra enteramente nueva tanto por su alcance como por su enfoque.

Le Perthus, enero 1939
En el gran aluvión de fugitivos que recibe Francia hay refugiados de primera, de segunda y de tercera. Los clases superiores reciben a veces hasta cuidados solícitos de los guardias móviles franceses, lo que no deja de producir algún asombro -a lo menos- en los refugiados de tercera, como muestra esta fotografía tomada en los últimos días de enero de 1939.
Se intenta, por vez primera, dar una visión de conjunto de tan interesante y dilatada página de la historia de nuestra patria -pues la realidad es que los emigrados de la guerra civil piensan, son y se comportan como españoles de cuerpo entero- hemos tenido una especial preocupación en articular el estudio con una sistemática lo más comprensiva, significativa y coherente con la propia importancia del tema estudiado. No vamos ahora a resumir las etapas y los tema que se han adoptado para la estructuración de la obra, ni tampoco vamos a justificar los criterios que abonan la sistemática utilizada, pues ambos aspectos pueden aprehenderse rápida y cabalmente mediante el examen del índice temático y de los breves párrafos introductorios con los que se inicia cada capítulo; pero sí vamos a hacer, para terminar, una escueta alusión a un aspecto metodológico.

Se ha puesto especial cuidado en identificar con precisión los documentos, periódicos, folletos y obras que en elevado número aparecen citados en la obra. Se han incluido, además, dos amplios apéndices con documentos, en gran parte inéditos y casi todos de difícil consulta, que tienen una evidente importancia, o interés para el estudio realizado. Esta especial atención hacia las fuentes utilizadas no es solo fruto de un sentido de rigor científico, lo que es sobre manera importante en una temática con ribetes tan polémicos como la que se aborda en esta obra, sino también del deseo de facilitar la labor al futuro investigador; pues aunque en nuestras latitudes culturales no se tenga muchas veces en cuenta, toda obra de investigación histórica es, o debería ser, una incitación para estudios de mayor calado sobre tantos aspectos que casi siempre quedan insuficientemente elucidados en el trabajo ya realizado.

Pagina anterior

Actualizado en febrero de 1998

© Javier Rubio

javrub@arrakis.es

ISBN 84-7140-147-9

Otros trabajos del autor:

Asilo

Asilos y Canjes durante la Guerra Civil

Cuba

La Cuestión de Cuba


Páginas diseñadas por Luigino il Pazzo